Cómo compartir datos o internet por Bluetooth o WiFi desde mi Samsung J a otro celular

zona wifi configurar contrasena

Aunque muchas personas no lo saben, lo cierto es que cualquier dispositivo móvil nos permite tener la posibilidad de compartir Internet con todos los demás que tengamos en la casa a partir de la conexión de datos móviles.

Un truco que resulta realmente útil en muchas circunstancias. Ahora bien, lo cierto es que de acuerdo al terminal que tengamos, el procedimiento para compartir Internet se llevará a cabo de una u otra forma.

Y en este artículo queremos enseñarte entonces todo lo que debes saber al respecto.

Bien, lo primero en este sentido es que en esta ocasión vamos a enseñarte a compartir Internet en el Samsung Galaxy J, es decir, aprovechando el sistema y las opciones de cualquiera de los dispositivos que forman parte de esta familia.

Eso sí, como decíamos antes, la única forma en la que es posible que compartamos Internet desde nuestro Samsung Galaxy J es que contemos con una conexión de 3G o 4G LTE.

Aunque te recomendamos que vigiles el consumo de datos, pues será mayor cuando más dispositivos conectados haya.

Más allá de eso, no podemos perder de vista que el procedimiento es realmente sencillo, y puedes brindarle Internet desde el Samsung Galaxy J a tu Smart TV, móvil, Tablet, o cualquier otro dispositivo inteligente.

temas fondo pantalla colores

Índice()

    Compartir Internet desde el Samsung Galaxy J

    Bien, comencemos entonces con las nociones básicas cuando se trata de compartir Internet desde un Samsung Galaxy J, para decir que lo primero que debemos hacer es ir al Menú principal del dispositivo.

    Posteriormente a la opción de Ajustes, y más tarde a Conexión compartida y módem. Una vez que te encuentres allí, estarás cerca de compartir tu conexión con el Samsung Galaxy J.

    Aunque te hace falta ir a Conexión Compartida y por último a Activar. tan fácil como eso es compartir tu conexión con el Samsung Galaxy J.

    Cuando hayas activado esta opción que te venimos mencionando, aparecerá una alerta correspondiente que es la que confirma que la conexión se está compartiendo.

    Y a eso tenemos que sumarle que la red WiFi se va a desactivar, porque tiene que hacer uso el dispositivo de los datos móviles.

    Una vez que estés compartiendo información desde tu Samsung Galaxy J, podrás también modificar los Ajustes de la red, como el nombre de la misma, o establecer una contraseña de acceso a ésta para poder disfrutarla aún más.

    conectividad usb bluetooth internet

    Incluso, si así lo pretendes, puedes establecer dispositivos que no puedan conectarse a la red que has generado.

    A todo esto que hemos mencionado tienes que agregarle luego, como hemos mencionado, que se pueden consumir más datos móviles de lo que es habitual si tenemos muchos dispositivos móviles conectados a una misma red de Internet.

    Sobre todo si estamos descargando contenidos o viendo videos. Por eso, si la tarifa de datos móviles del terminal con el que estás generando la red no es demasiado amplia.

    Consideramos que puede ser conveniente que seas cuidadoso al respecto, para evitar sorpresas o sobreprecios.

    Ventajas y desventajas de adquirir un Galaxy J

    Diseño en plástico.

    Ya hemos mencionado en alguna ocasión que ya hay móviles en esta gama media que presentan un acabado metálico. Este, sin embargo, ofrece un diseño en plástico de gran calidad. Aunque, eso sí, su marco es metálico para brindar algo más de elegancia y robustez.

    La tapa trasera también es de plástico, aunque en su favor juega el hecho de que se puede retirar para cambiar la batería en caso de avería. En general, su diseño en plástico no le exime de ser un terminal muy vistoso y elegante.

    Resolución HD para una pantalla de 5,5 pulgadas.

    Más tarde veremos en el apartado de las ventajas del Samsung Galaxy J que hay un elemento en la pantalla más que interesante. Sin embargo, se nos antoja que una resolución HD para una pantalla de 5,5 pulgadas puede ser algo ajustado.

    2GB de RAM y 16GB de almacenamiento.

    Otra de las desventajas del Samsung Galaxy J es su ajustada memoria RAM de 2GB. Quizás teniendo en cuenta el dispositivo, podríamos esperar que llegara a los 3GB.  Sin embargo, se compensa con los 16GB de ROM, que se pueden ampliar con tarjeta Micro SD hasta los 128GB.

    No tiene sensor de huellas.

    Otra desventaja del Galaxy J que no podemos pasar por alto es la ausencia del lector de huellas. Por lo cual tendrás que recurrir a bloquear tu celular con patrón o pin.

    A día de hoy es muy común que los terminales de gama media adopten esta tecnología con lo que el que no la tenga nos llama mucho la atención.

    ¿Has podido generar una nueva red de Internet con tu Samsung Galaxy J?

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más