Saltar al contenido

Cómo Comprimir y Descomprimir Archivos RAR o ZIP

8 diciembre, 2018

Comprimir archivos es una buena manera de ahorrar espacio. Aunque también es un método bastante útil para poder enviar una gran cantidad de archivos en uno solo. Por eso mismo en caso de que tengas alguna clase de duda sobre cómo comprimir y descomprimir archivos RAR o ZIP.

Vamos a intentar explicar detalladamente a continuación unas cuantas cosas que deberías saber y el proceso a seguir para comprimir de forma correcta cualquier clase de archivo.

Lo bueno de comprimir archivos es que en muchas ocasiones se puede ahorrar una buena cantidad de espacio. Pero además de esto sirve también para poder enviar una buena cantidad de fotos, vídeos, documentos, etc. Por correo o WhatsApp entre otras aplicaciones sin tener que enviar cada archivo por separado.

¿Te imaginas tener que enviar 40 fotos? Es mucho más cómodo comprimir dichas fotos en un solo archivo y enviarlas. Más cómodo, rápido y seguro. También es posible agregar contraseña a dichos archivos para que solamente la persona que tenga la contraseña pueda verlos.

Cómo comprimir archivos en Windows

Primero que nada, es necesario que descargues la aplicación WinRAR para poder tener un nivel de compresión mucho mejor que la de ZIP. Aunque cualquiera de las dos cumple bien su función, WinRAR tiene unas cuantas opciones más. Es una aplicación de pago, pero se puede usar todo el tiempo que quieras gratuita y dispondrás de todas las opciones.

Una vez descargada de instalada la aplicación lo único que debes hacer es buscar los archivos que quieres comprimir.

Seleccionarlos a todos y luego dar clic derecho sobre uno de ellos.

Lo que harás será buscar la aplicación que dice “Añadir XXXX.rar”. El “XXXX” es una forma de decir. Ya que si tienes todos los archivos en una carpeta llamada “Trabajo” aparecerá la opción de “Añadir Trabajo.rar”.

Una vez que hagas clic comenzará la compresión de todos esos archivos. Al finalizar si quieres cambiar el nombre del archivo RAR. Lo único que debes hacer es clic derecho sobre el mismo, buscar la opción de “Cambiar nombre” que se encuentra en la parte inferior del menú y listo.

Esta vendría a ser la forma sencilla de comprimir archivos RAR. Sin embargo, existe otra manera de hacerlo.

Ahora si seleccionas todos los archivos y elegís “Añadir al archivo” se abre una nueva ventana con una buena cantidad de opciones, vamos a ver detalladamente cuáles nos interesan y para qué sirven.

Primero que nada, podrás ver arriba de todo en la pestaña General que aparece “Nombre del archivo”. Aquí puedes cambiar el nombre del archivo, pero asegúrate que al final tenga el .rar para que quede comprimido con dicho formato.

Otra opción que nos interesa es “Método de compresión” en donde puedes elegir unas cuantas opciones. Pero cuando seleccionas “La mejor” te aseguras que la compresión sea máxima y no se pierda calidad en los archivos. El problema es que dependiendo del tamaño de los archivos que vas a comprimir, puede demorar más o menos tiempo al hacerlo.

Luego otra de las opciones interesantes es la de “Establecer contraseña…” Aquí puedes poner una clave que quieras, dicha clave es fundamental para descomprimir el archivo. Cualquier persona que no tenga esa contraseña no podrá ver los archivos que están comprimidos.

Una vez que tengas todo listo lo único que queda por hacer es presionar en “Aceptar” y comenzará el proceso de compresión.

 

Comprimir archivos con 7-ZIP

Otra herramienta que es bastante útil para comprimir archivos es 7-ZIP. Cada uno elegirá cuál le convenga más, pero dentro de todo son lo mismo. Aunque WinRAR es más popular.

De cualquier manera, es posible descomprimir un archivo comprimido en WinRAR con 7-ZIP y viceversa así que no te hagas problemas.

7-ZIP lo puedes descargar desde este enlace.

  • Una vez instalado en tu ordenador, lo único que queda por hacer es seleccionar el archivo o la carpeta que quieres comprimir.
  • Luego de eso debes dar botón derecho del ratón sobre los ficheros y se despliega un menú emergente. Aquí vas a elegir “Añadir al archivo…”
  • Se abre una nueva ventana. Puedes seleccionar en “Formato de archivo” el formato que vas a usar para comprimir el mismo. Puede ser ZIP, RAR o cualquiera que creas conveniente.
  • La aplicación por defecto viene con 7z de formato, el cual es bastante popular y puedes usar el mismo sin ninguna clase de problema.
  • Una vez listo vamos a elegir el nivel de compresión y encriptación. Luego de esto lo único que queda es aceptar para que comience el proceso de compresión.

Cómo descomprimir archivos

En caso de que quieras descomprimir un archivo ya sea usando 7-ZIP o WinRAR el proceso para hacerlo viene a ser el mismo.

Lo único que vas a tener que hacer es seleccionar el archivo que quieres descomprimir y darle clic derecho.

Se abre un menú desplegable y lo que debes hacer aquí es seleccionar una de las opciones:

  • Extraer ficheros: abrirá una ventana en donde puedes elegir que ficheros extraer y cuáles no.
  • Extraer aquí: extrae todos los ficheros del archivo en la misma carpeta en donde se encuentran.
  • Extraer en carpeta X: extrae los ficheros en la carpeta que le especificaste.

Las opciones no son muy complicadas. Y demora mucho menos en descomprimir que en comprimir. Así que posiblemente en pocos segundos tengas a tu disposición todos los archivos que estaban comprimidos en ese único archivo.

La gran utilidad de comprimir archivos en Windows

Windows cuenta con una herramienta predeterminada que únicamente puede comprimir archivos en ZIP. Lo cual es bastante bueno, aunque en parte también básico. Para la mayoría de personas dicha herramienta es más que suficiente.

Sin embargo, en caso de que comprimir y descomprimir archivos sea algo que hagas seguido ya sea por temas de estudio o trabajo. Es recomendable descargar alguna de las herramientas mencionadas anteriormente como WinRAR o 7-ZIP las cuales tienen más opciones de compresión. Incluso comprimen mucho mejor cierto formato de archivos.

Todos estos programas funcionan de forma bastante similar, cambiando levemente algunas opciones y nombres de las mismas. Pero dentro de todo no es complicado y cuando aprendes a usar una de ellas te será muy fácil usar cualquier otra aplicación que sea parecida.