Saltar al contenido

¿Banda ancha, o fibra óptica? ¿Qué me conviene?

1 marzo, 2018

Una de las principales quejas que presentan los consumidores de banda ancha es la velocidad de la misma. A pesar de las grandes promesas que surgen en el ámbito de las telecos, estas no siempre son capaces de cumplir con la velocidad que ofertan en sus anuncios.

Además, existen servicios que requieren un mínimo de ancho de banda para poder funcionar. Así las cosas, conviene tener en cuenta algunos de los factores más importantes a la hora de contratar una conexión a Internet con todas las garantías.

La fibra óptica consigue mejores opiniones

El precio fibra óptica ha conquistado a los consumidores. Pero además de esto, ha permitido que se minimicen los problemas de velocidad que suelen experimentar los usuarios del ADSL.

Esta tecnología garantiza tasas de transferencias cercanas al 100%, si bien habrá que tener en cuenta otros factores que también pueden influir en el rendimiento final Uno de los más conocidos es el wifi.

“Hasta”, una palabra clave en las ofertas de banda ancha

Hay que considerar que la mayor parte de las compañías utilizan la palabra “hasta”, advirtiendo así que las ofertas de banda ancha ultrarrápida son teóricas siempre. Es decir, que se puede contratar una cantidad de megabits y recibir luego tan solo la mitad. Así de simple. Cierto es que esto se puede deber a las condiciones de la línea de teléfono, o a la saturación de la red.

Las ofertas de “hasta 20 megas” con ADSL eran las más problemáticas hace algunos años, y las que causaban más decepciones entre los consumidores. Aun en el mejor de los casos se ofrecía la mitad de la velocidad contratada. El par de cobre es una tecnología especialmente sensible a factores tales como la distancia de la central del hogar, o las condiciones de la instalación.

Cuando la compañía decide, el cliente no se queja

También se da la situación de que las compañías venden un número de megas con VDSL, pero no la instalan en los casos en que consideran que el cliente no recibirá una velocidad adecuada. Así se ahorran quejas posteriores, y especialmente las bajas.

A la hora de buscar una conexión económica con ADSL, es especialmente importante consultar con el operador la distancia que hay desde la central telefónica al hogar. Si la línea se encuentra a menos de mil metros, es posible alcanzar la mayoría de los megas contratados. Pero a medida que dicha distancia va aumentando, la velocidad se reduce.

Servicios que necesitan un mínimo

Existen cada vez más dispositivos conectados en el hogar, tales como tablets, consolas o teléfonos móviles. Estos consumen mucho ancho de banda, pero sin duda es el streaming el servicio que destaca en este aspecto.

Las plataformas de vídeo necesitan un mínimo de megabits reales para poder funcionar, y esto sin tener en cuenta que existen servicios que emiten en alta definición y necesitan aún más megas. Se trata de una de las razones esgrimidas por determinadas empresas para desembarcar en ciertos países: estas necesitan una banda ancha de calidad, y velocidades ultrarrápidas.

Comprueba tu velocidad de conexión mediante un test online

Conocer la velocidad real de la conexión es posible, y además muy sencillo. En Internet existen gran cantidad de medidores que permiten comprobar el estado de la conexión en cualquier momento.

¿Banda ancha, o fibra óptica? ¿Qué me conviene?
5 (100%) 1 vote