Saltar al contenido

¿Cómo Hacer Más Rápido mi PC o Portátil?

14 enero, 2019

No es demasiado complicado optimizar tu ordenador para que funcione más rápido. Se puede realizar con ciertos programas o trucos varios. Es cuestión de tener un poco de paciencia, leer y seguir paso a paso lo que te iremos comentando un poco más abajo.

Tu ordenador puede ir lento por problemas de software, estos programas pueden ser varios: malware, demasiado tiempo sin optimizar o formatear, muchos juegos o programas instalados y desinstalados, etc.

Es fundamental optimizar y eliminar ciertos archivos del ordenador para que este funcione de forma correcta. Esto debes hacerlo cada cierto tiempo dependiendo de la cantidad de uso que tu ordenador tenga diariamente.

Eliminar Archivos Residuales

De la misma forma que sucede con los dispositivos móviles. A medida que vamos instalando programas en nuestro ordenador y luego desinstalando. Se crean archivos residuales que ocupan espacio y vuelven más lento el PC. Por lo que debemos eliminar dichos archivos y la mejor forma de hacerlo es con SpaceSniffer. Lo mejor de esta app es que no hace falta tener grandes conocimientos al respecto y en cuestión de segundos todos los archivos serán eliminados. Consíguela aquí.

Desfragmentar Disco duro

En caso de que tengas un disco en estado sólido esto no hace falta hacerlo. Sin embargo, si tienes un disco común, el de toda la vida. Entonces es fundamental desfragmentar el disco duro. Lo que hace esto es organizar todos los archivos y mejorar la velocidad de procesamiento de los datos. Windows trae la opción para desfragmentar el disco duro por lo que no hace falta instalar ninguna clase de programa extra.

Cambiar el Antivirus

Uno de los grandes problemas que muchas personas tienen es justamente el antivirus. Y es que es fundamental tener un buen antivirus, pero si consume recursos excesivos entonces no es buena idea tenerlo instalado.

Lo mejor es que pruebes con otro antivirus para ver si el problema es este. Entre los antivirus que menos recursos consume te recomendamos NOD32, potente y apenas consume recursos. De por si para la mayoría de usuarios Windows Defenders que viene por defecto en Windows 10 es más que suficiente y funciona demasiado bien con el sistema operativo.

Desinstalar Programas Preinstalados

De la misma forma que sucede con dispositivos móviles. Es normal encontrar ordenadores (sobre todo portátiles) que vienen con diferentes programas instalados de fábrica. Es por eso que en caso de no usarlos lo mejor es que los desinstales. Siempre cualquier clase de programa que no uses deberías desinstalarlos.

Actualizaciones al día

Debemos mantener el sistema operativo actualizado ya que esto también sirve para mantener los drivers al día. Justamente los mencionados drivers pueden terminar ocasionando alguna clase de ralentización o problemas varios cuando quedan desactualizados. Además, muchas actualizaciones se lanzan para optimizar justamente los recursos que se consumen, por eso es fundamental mantenerse siempre actualizado.

Limitar los programas al inicio de Windows

Se puede limitar todos los programas que se inician con Windows, esto no únicamente hace que el sistema operativo inicie más lento. Sino que luego estos programas siguen abiertos consumiendo recursos. Especialmente si se trata de programas de edición, ten cuidado. Lo mejor sería modificar el inicio de Windows para que algunos programas no se ejecuten a menos que lo hagamos nosotros.

Disco solido

Un disco sólido o SSD puede mejorar la velocidad de absolutamente todo en el ordenador de una manera impresionante. De iniciar Windows en un minuto y pocos segundos a iniciarlo en menos de 7 segundos. Así de impresionante puede ser la diferencia. Y dicha diferencia no es únicamente en el inicio del sistema operativo, es cuando ejecutamos cualquier clase de aplicación. Desde iniciar Word, abrir un sitio web, etc. Muchos ordenadores antiguos con el simple cambio del disco duro a un SSD han notado un cambio de velocidad impresionante.

Más memoria RAM

Nosotros personalmente recomendamos más cambiar el disco duro que la memoria RAM. Notaras un incremento de velocidad, pero no tan notorio como si cambiaras a un SSD. En caso de ya tener un SSD y querer más velocidad, entonces no es una mala idea.

Como veras mantener el ordenador optimizado es complicado, pero no es tampoco una tarea titánica. Todo lo mencionado anteriormente tampoco es algo que debas hacer todos los días. Sino una vez cada tanto.