Saltar al contenido

Desactivar Windows Defender en Windows 10

5 septiembre, 2018

Windows 10 viene con un antivirus por defecto llamado Windows Defender. Debo confesar que, por lo menos para mi y de acuerdo también con varios comentarios de diferentes colegas, que para ser gratuito y venir ya por defecto con el sistema operativo, por lo que la integración con dicho SO esta mucho más que asegurada, es simplemente genial.

No nos confundamos, hay más opciones en internet y muchas que son mejores, pero también más caras. Pero como siempre digo “Para gustos, los colores”. Lo cierto es que en caso de que no sepas cómo desactivar Windows Defender en Windows 10 porque quizás quieras instalar otro antivirus o realizar cualquier otra actividad que requiera que Windows Defender esté desactivado en tu Windows 10, a continuación te enseñaré justamente cómo lograrlo de una manera considerablemente sencilla.

Desactivar Windows Defender

De forma manual: Lo que logras es básicamente desactivarlo, pero por un tiempo. Lo único que tienes que hacer es ir a Inicio, luego a Configuración, Actualización y Seguridad y luego a Windows Defender. Tienes que presionar sobre esa especie de interruptor para ponerlo en off o desactivado y listo.

De manera permanente: Instala otro antivirus, sea cual sea, de esta forma Windows Defender queda completamente desactivado, porque como ya sabrás, no es para nada recomendable mantener dos antivirus activados a la vez, por ende, Windows detecta que estás instalando uno nuevo y desactiva Windows Defender hasta que desinstales el Antivirus que instalaste.

El mejor antivirus para Windows 10

En caso de que quieras saber qué antivirus instalar, en el blog hablamos bastante sobre el tema, igualmente en resumidas cuentas los mejores son sin dudas Kaspersky para los ordenadores que tienen buenos recursos y un buen hardware. Para los ordenadores más limitados, sin lugar a dudas NOD 32 es uno de los mejores y por mucho.

Puedes optar también por otros que tienen versiones gratuitas como Avast o AVG, entre otros que también son muy buenos y, como dije, tienen la opción de una versión gratuita y una “premium” donde, evidentemente, hay que desembolsar más dinero pero que cuenta con ciertas opciones extra que son de lo más interesantes.

Eso sí, al final del día te puedo asegurar que mejor antivirus no existe. Lo mejor es una combinación de un buen antivirus con el ser consciente de que clase de sitios web visitas, saber que peligros conllevan y teniendo mucha precaución con lo que se descarga e instala en el ordenador. Esta es la única manera de poder mantener el ordenador limpio de cualquier clase de “malware”.