Saltar al contenido

Cómo Saber SI mi Samsung es Robado

1 febrero, 2019

Es bastante común comprar dispositivos móviles de segunda mano. Evidentemente de esta forma podemos tener un teléfono que puede ser bastante costoso a un precio muy accesible.

El problema es que al comprar de segunda mano existen ciertos riesgos como el hecho de que el dispositivo que estamos adquiriendo sea robado. ¿Cómo saber si mi Samsung es robado? ¿Cómo saber si compraste algo robado? Vamos a ver a continuación.

Saber si mi Samsung es robado

En primera instancia debemos ser coherentes. Ciertos modelos son bastante caros en el mercado. Ningún dueño que quiera vender su dispositivo lo hará a un precio demasiado bajo, siempre queremos sacarle lo máximo posible ¿Cierto?

Por lo que si ves, por ejemplo: un Samsung Galaxy S8 o S9 a un precio demasiado bajo. Ya tienes la primera señal de que algo no está demasiado bien.

En caso de que el vendedor no tenga los accesorios que falte algo como la caja. Es otro indicio bastante importante para que comencemos a sospechar que el teléfono es robado. Debemos tener mucho cuidado.

Verificar si mi teléfono es robado

Otra alternativa con la que contamos es verificar el IMEI. Es bastante sencillo, tenemos que ingresar a la web IMEIpro.info y en dicha web escribir el número de IMEI del dispositivo.

Tomamos el móvil de segunda mano que vamos a adquirir y buscamos la aplicación de llamadas. Después de esto lo que tenemos que hacer es poner: *#06# y presionar en llamar. Aparece un número de 15 dígitos que es el que vamos a ingresar en IMEIpro.

En caso de que el vendedor no te permita realizar esto, nuevamente es una señal de que algo esconde. Lo más recomendable sería que no adquieras el dispositivo si algo de esto sucede para evitarte problemas.

En muchas ocasiones quizás conviene pagar un poco más, pero tener la certeza de que el móvil no es robado y que no vas a tener problemas con el mismo.

Cómo ver si mi Samsung es robado

Lamentablemente el robo de celulares y su venta es algo que ya se está volviendo demasiado común. Son muchas las personas que sufren robos todos los días y ven cómo sus dispositivos móviles que tanto les costó adquirir son vendidos por mucho menos de un tercio de su valor.

La mejor forma de no apoyar esta clase de actividades ilegales es justamente no comprando dispositivos que creas que son robados. Además, de que evidentemente al hacerlo te puedes meter en un grave problema en donde terminaras sin el dispositivo móvil y sin el dinero invertido en él.

A veces es mejor adquirir uno de segunda mano que no es tan económico o intentar sacar el teléfono que nos gusta en cuotas. Sino como harían nuestros abuelos: ahorrando.