Saltar al contenido

5 motivos por el que no necesitamos el iPhone X

5 noviembre, 2017

El iPhone X es el iPhone décimo aniversario, la última maravilla presentada por la gente de Apple que muchísimos usuarios están esperando para adquirir a pesar de que es el smartphone masivo más costoso de la historia. En cualquier caso, lo cierto es que así como evidentemente hay muchos motivos para adquirir el iPhone X, no podemos perder de vista las razones por las que no necesitamos un iPhone X.

Por qué no comprar el iPhone X

No es todo pantalla

Aunque el iPhone X tiene una pantalla de 5,8 pulgadas, de tipo OLED, y que realmente supone un enorme avance respecto de los terminales anteriores de la firma californiana, está lejos de ser un “móvil todo pantalla”, como lo promocionan. Lo cierto es que algunos de sus principales rivales del mercado no sólo tienen pantallas más grandes y de mayor resolución, sino que también aprovechan mejor el frontal en ratio.

El iPhone X no es de ninguna forma un móvil todo pantalla, y aunque es cierto que su diseño es revolucionario en comparación con lo obsoletos que resultan otros como el del iPhone 8, está claro que éste no es un motivo de peso para adquirirlo. En efecto, encontraremos mejores pantallas que las del iPhone X con sólo echar un vistazo entre algunos de sus principales competidores.

Un sistema de autentificación revolucionario… que no lo es

El sistema de autentificación Face ID, que Apple vende como una revolución en este segmento, puede ser muy moderno, y sin embargo, es incapaz de resolver algunos de los problemas que ya veíamos en el Touch ID. Lo cierto es que un hacker o especialista podría desbloquear un iPhone con cualquiera de los dos sistemas de seguridad, aunque los expertos de Apple digan lo contrario.

“Innovación” de la cámara delantera

Apple ha sabido vender perfectamente su cámara delantera, mostrándonos cómo funcionan los animojis, que analizan los movimientos de nuestro rostro para agregarlos luego a los de otros personajes, entre otras funciones y características. Sin embargo, desde hace casi un lustro somos testigos de aplicaciones que aprovechan las cámaras delanteras de los móviles para divertirnos con todo tipo de efectos.

Que los animojis sean entretenidos no significa que Apple realmente haya innovado en este segmento. Muchos hubiéramos preferido que el iPhone X, el smartphone más costoso que existen, tuviera la mejor cámara delantera del mercado, a que ofreciera este tipo de elementos de diversión pero poco útiles. La cámara delantera del iPhone X deja entrever un gran potencial, pero sus primeros usos tienen poco de provechoso.

Un diseño completamente nuevo, igual a los que vemos hace un año

Que el diseño del iPhone X sea novedoso para la gente de Apple, no quiere decir que nunca hubiéramos visto algo así en el mercado antes. Lo cierto es que el Galaxy S8, lanzado varios meses antes que el iPhone X, hace un aprovechamiento semejante del frontal del móvil para dotarlo de una espectacular pantalla que ocupe el mayor porcentaje posible del frontal del equipo.

Si a eso le sumamos que el iPhone X, como todos los smartphones desarrollados utilizando cristal en la mayor parte de su cuerpo, es mucho más propenso a sufrir daños o rayaduras, entonces tampoco obtenemos una ventaja en este aspecto. Es decir, el iPhone X es sumamente bonito, pero no es revolucionario ni mucho menos podremos usarlo sin una funda adecuada para protegerlo.

Mayor autonomía… pero con un pie de nota

Ya decíamos anteriormente que los primeros análisis de la batería del iPhone X dejaban en claro que quien pagara 1.000 dólares o euros por este dispositivo, no tendría consigo la mejor batería disponible en el mercado ahora mismo. La propia Apple explicó en su momento que este terminal ofrecería cerca de 2 horas más de autonomía que el iPhone 7 por cada carga completa.

Sin embargo, inmediatamente a esa información, indican que “la autonomía varía de acuerdo al uso y a la configuración que utilicemos. Para saber más visita www.apple.com/batteries”. Eso quiere decir, en otras palabras, que si el iPhone X no llega con batería al final del día, es culpa nuestra. Por 1.000 euros esperábamos que, cuanto menos, Apple nos sugiera que usemos el móvil tanto como queramos durante todo el día, tranquilos de que nunca se quedaría sin batería.

Y además envejece como cualquier otro móvil

Aunque Apple nos diga que el iPhone X viene del futuro, y demás, todos sabemos que en un año este móvil será parte del pasado, exactamente lo mismo que ocurre con cualquier otro smartphone que podamos comprar. Es decir, todo lo que tiene hoy el iPhone X será obsoleto el año que viene, ya que las compañías trabajan de esa forma para asegurarse mantener un nivel de ventas suficiente.

¿Piensas comprarte el iPhone X? ¿Qué es lo que más o menos te gusta de este móvil?

5 motivos por el que no necesitamos el iPhone X
¿Nos das 5 estrellas? ?